Buscar
  • Néstor Barbosa

El Emoji triste

Recuerdo cuando acompañaba a mi madre al dentista cuando era más pequeño. Un acto recíproco con la empatía como protagonista para mitigar el dolor más común de una muela picada. Mamá temía a los dentistas tanto como yo a un coaching. Las lágrimas borboteaban en sus mejillas solamente ante el escandaloso ruido de los aparatos odontológicos. Yo me sentaba con los pies muy juntitos y las manos entrelazadas deseando que el taladro cesara su infernal funcionamiento. Pero Ana no dejaba de llorar, e irónicamente el pequeño Néstor con ella. Ahí, sin aún existir, empezó mi temor a la malinterpretación de los emojis. En los 90s lo más parecido eran los rostros difusos de los Gogos. A día de hoy voy al dentista sin compañía, pero ese olor tan característico que emana en la clínica, me lleva a sentir nuevamente el dolor de mi madre. Lo que no consiga el significado de la palabra maternidad, que no lo destruya ninguna extracción molar.


La importancia de interpretar el vacuo significado de un Emoji radica en la utilización de la carita triste adornada con una simple lágrima. Y escribo «vacuo» porque soy plenamente consciente de la obvia inanidad de dicho tema. El Emoji triste me recuerda a «madre» en el dentista, así que, nunca se lo envío como medio de comunicación.


Un chico que conocí, pero que ya no conozco, leyó mi novela Mateo en el cadalso e inconscientemente le llamó su atención el siguiente texto sacado del capítulo titulado Mario y un corazón.


...

Dormí una siesta acorralado entre la naturaleza. Un mensaje me despertó salvándome de ser ahogado por la ansiedad.


«Hola Mateo, soy Mario. Me ha alegrado mucho haberte visto. A lo mejor te suena raro, pero ¿qué te parece si tomamos algo este fin de semana y así vernos en territorio distinto al de hoy? Si no puedes o quieres lo entiendo sin problema. Un abrazo. (Emoticono del corazón verde».


¿Qué diferencia había entre un corazón verde y un corazón rojo?

...


Sigo sin saber cómo responder a esa pregunta, dónde está Mario y si la dislexia tiene algo que ver con la interpretación de los Emojis. Lo único que no cae en el olvido es el nombre del dentista, la dirección de la clínica y los lloros de mi madre cuando la acompañaba cada mes a ese averno pintado de blanco.


Ahora que iba a terminar el post, me digo: ¿El corazón verde significa amistad y el rojo amor? Aquel chico quizá tenía una respuesta.


Photography: Mark Peckmezian

115 vistas